• Home
  • Branding
  • Branding Marketing interno, un arma básica para tu marca

Branding Marketing interno, un arma básica para tu marca

branding marketing corporativo

El Branding Marketing es una de la estrategias que en Redframe nos gusta abordar desde diversas perspectivas. En el artículo de hoy Mónica Ortega, responsable de comunicación de Uppernet nos desgrana una parte del branding corporativo que toda empresa debería comenzar a trabajar e implementar para un desarrolo exitoso de su imagen corporativa. Mónica está especializada en Comunicación Empresarial y Social Media, espero que os parezca tan interesante como a mí.

El branding es una pieza indispensable cuando se empieza a diseñar un plan de comunicación desde cero. Nuestra imagen de marca va a ser, por encima de todo, aquello por lo que nos reconozcan a nivel visual, pero también emocional. Sin embargo, aún siendo una pieza más del plan de comunicación, el branding marketing es un proceso complejo que, como ya explica Alonso Abellán en este post sobre identidad corporativa, consta de distintas fases que tocan diferentes áreas dentro de la empresa. Una de las partes de este proceso es el branding interno, aquel que llevamos a cabo con todos aquellos que trabajan en nuestra empresa, ya sea de cara al público o en oficina, de forma continua o puntualmente. Cualquiera que, en cualquier momento, pueda estar en contacto con un posible cliente, ya sea durante su jornada laboral o después del trabajo, necesita ser formar parte del proceso.

La importancia de la emoción en el Branding Marketing

¿Cómo puedes hacer que todas y cada una de las personas que forman parte del proceso transmitan la identidad de la marca? Todo parte de hacerles sentir que forman parte de ella, y que esa sensación les emocione y les resulte placentera. No es fácil, pero tampoco imposible. Y ante todo, es necesario. Porque lo que ellos sientan y comuniquen puede servir para afianzar esas emociones positivas que queremos inspirar en el consumidor, pero también puede servir para echar por tierra todo aquello que pretendemos transmitir con nuestra marca. Si consigues que tus trabajadores ‘amen’ a la empresa en la que trabajan, notarás enseguida los beneficios:

  • La atención al cliente es mejor.
  • La productividad aumenta considerablemente.
  • Transmiten sentimientos positivos con respecto a la marca ante familia y amigos.
  • Son más proclives a compartir contenidos referentes a la marca en redes sociales.

Y todo esto, a la larga, se traduce en un aumento muy significativo de las ventas.

plan de branding interno

Herramientas y estrategias para desarrollar tu branding interno

¿Por dónde empezar para construir una estrategia de branding interno sólida? Evidentemente, cuanto mayor tamaño tenga tu empresa, más complejo será coordinar las diferentes herramientas y acciones, ya que deberás adaptar las mismas a las diferentes áreas y niveles jerárquicos de los que conste tu organigrama. Pero a grandes rasgos, estas son tus principales armas a la hora de construir tu marca desde el interior:

  • Sí, el trabajo empieza justo antes de empezar a contratar personal. Ten clara cuál es tu cultura empresarial y qué tipo de trabajador encaja en la misma. Incluye todas esas características en los anuncios que publiques, de esa manera realizarás un primer filtro ya que recibirás más solicitudes de aquellos que se sientan identificados con las características y valores que describes en la oferta. Si no vas a ocuparte personalmente de la selección, asegúrate de que el reclutador sea plenamente consciente de cuál es el perfil de candidato idóneo. Te facilitará mucho los pasos siguientes.
  • Formación. En todos los perfiles profesionales existentes, desde la base hasta los puestos directivos. Todos deben tener claro cuáles son sus funciones, cuál es la metodología a seguir y cuáles son los objetivos a lograr, tanto a nivel departamental como global. Esa parte de la formación es importante, porque aportará seguridad al trabajador y coherencia al equipo. Pero tampoco olvides inculcar esa cultura empresarial de la que hablábamos en el punto anterior, es clave para fomentar el sentimiento de pertenencia y para que la personalidad de tu marca quede impregnada en cada una de las personas implicadas en la misma.
  • Premios y reconocimientos. A todos nos gusta que reconozcan nuestro esfuerzo y el valor de un trabajo bien hecho. Crea un sistema con el que tus trabajadores se sientan motivados para hacerlo mejor cada día, y haz que esto se vea reflejado en su salario o en algún otro extra (días de vacaciones, regalos, etc).
  • Beneficios sociales. Quizás pienses que, tal y como está la situación actual, aquellos que trabajan para tu empresa ya deberían estar eternamente agradecidos por tener un puesto de trabajo. Sin embargo, si realmente valoras su talento y la inversión que has realizado en formarles, no está de más que aportes otros beneficios que te diferencien de otras empresas y les hagan la vida más fácil: cheques de restaurante o de guardería, seguro médico, abono de transporte, flexibilidad horaria o desarrollar políticas de conciliación familiar son sólo algunas acciones que te ayudarán a retener el talento y a que hablen bien de la marca de puertas para afuera.
  • Integración en la comunicación de la empresa. La comunicación interna es la piedra filosofal de tu branding interno, y es clave integrar a las personas de tu empresa en la misma para que ésta tenga su eco en el exterior. Crear una intranet o una red social corporativa con contenidos que les resulten interesantes, y estrategias de gamificación que les animen a participar en la misma, puede ser una excelente idea. Pero además, hazles visibles en tu comunicación externa (siempre que cuentes con su consentimiento, por supuesto). Son los principales activos con los que cuentas para desarrollar tu storytelling, aprovéchalo. El video corporativo es un arma muy poderosa para conseguirlo, bien hecho puede llegar a conectar muy bien con tu audiencia y te aportará ese componente emocional clave del que hablábamos al principio. Balay, por ejemplo, lo ha hecho muy bien en sus últimas campañas, donde muestra a sus trabajadores, pero también las políticas que pone en práctica con ellos:


 

También es digna de mención la realizada por Campofrío tras el incendio de su fábrica en Burgos. En este último caso, la comunicación interna y externa se fusionaron para lanzar un único y potente mensaje: ‘no vamos a dejar a estas personas en la estacada, porque son nuestra gente’.

Combinando todas estas buenas prácticas, e implicando a todos los departamentos en el desarrollo de las mismas, verás como poco a poco tu marca se verá fortalecida desde el corazón mismo de la empresa. Merece la pena intentarlo, ¿no?

 

Alonso Abellán

Licenciado en Publicidad y RRPP en la Universidad de Alicante. Realizador audiovisual por ocio y por profesión, desde el 2012 inmerso en el mundo del Marketing Online.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestros contenidos

Recibe nuestros últimos artículos para mantenerte al día en publicidad y marketing

You have Successfully Subscribed!