Etalonaje: Qué es y para qué sirve

Cuando estamos en el proceso de postproducción de una filmación, el etalonaje del color es uno de los procesos con fines estéticos que no debe faltar para lograr un acabado final extraordinario. Esta técnica no es para nada nueva existen registros de su uso desde 1922, y desde entonces se ha venido utilizando para crear una mejor atmósfera dentro de las producciones cinematográficas. 

En este post, te daré detalles muy precisos de cómo utilizar el etalonaje o gradación del color, y como se aplican a día de hoy, todas sus funcionalidades con las distintas herramientas tecnológicas disponibles que facilitan el trabajo de postproducción 

El etalonaje ¿Para qué sirve?

El etalonaje o gradación de de color es el proceso que se utiliza para alterar y mejorar el color de una imagen en movimiento, imagen de vídeo o una imagen fija electrónicamente, mediante la fotoquímica o de forma digital. Esta clasificación del color abarca aspectos como la corrección de color y la generación de efectos de color artísticos. 

En la actualidad, bien sea para películas, distribución de vídeo o impresión, la corrección del color generalmente se efectúa digitalmente en una suite de colores. 

Dejando atrás el proceso fotográfico anterior de la película, que se conocía como sincronización del color, que se realizaba en un laboratorio cinematográfico. 

Etalonaje y Corrección de Color ¿es lo mismo?

No. La corrección de color tiene que ver con la continuidad del color entre planos, es decir, se hace un trabajo para igualar luz y color de plano a plano, para que no hayan saltos cromáticos. Se trata de hacer que los blancos sean blancos en todos los planos y los negros igual de negros. 

A partir de esa corrección de color se trabajará en el proceso de etalonaje.

Evolución del etalonaje gracias a herramientas digitales  

Como te he mencionado, la difusión de los medios digitales ha facilitado, en paralelo al crecimiento exponencial de los efectos visuales, que los novedosos recursos de etalonaje se hagan más asequibles a cualquier tipo de producción.

Incorporando, una pátina muy espectacular y calidad en la apariencia de la imagen que ha definido notablemente el estilo de las películas de los últimos años y que el cine ha venido utilizando a lo largo de su historia. 

De esta forma, en la actualidad  las posibilidades se han vuelto infinitas, gracias a las herramientas digitales, y sin dudas al talento del colorista, que es el profesional encargado del etalonaje, y que siempre estará  bajo la tutela del director de fotografía y del realizador en todo momento

Con el objetivo de infundir un nuevo elemento dramático en la obra, gracias a que utilizará sin limitaciones todas las cualidades colorimétricas de la imagen. 

El etalonaje es sin duda alguna, una de las fases más importantes del proceso de la postproducción, y los creadores de la película le conceden una dedicación verdaderamente importante.

¿Qué conseguimos crear con el etalonaje?

Gracias al etalonaje, podemos enfatizar estados de ánimo o alcanzar cierto estilo en la narrativa de la obra. Con ello alcanzamos marcar la diferencia entre las distintas escenas que se realizan, como por ejemplo dar aspecto a una escena de suspenso o de violencia.

También, podemos marcar claras diferenciaciones en cuanto al estado de ánimo en las distintas escenas, podríamos plasmar por ejemplo un escenario triste en un paisaje muy vivo. Todo ronda entorno a la graduación de los colores, el cual genera un impacto extraordinario en los espectadores.    

El etalonaje digital y la postproducción

Con el advenimiento del cine digital, el concepto de corrección de color también se aplicó a este medio para definir todo el proceso de postproducción relacionado con la corrección de color y para mantener la apariencia correcta de cada secuencia en función de la narrativa de la misma.

Lejos de los tediosos procesos de laboratorio fotográfico, el etalonaje digital se realiza en un ordenador y utiliza programas sofisticados de corrección de color específicos que proporcionan todos los controles sobre algo tan subjetivo como es la percepción del color, pero que es tan influyente a nivel psicológico en el espectador. 

Para el cine digital el retoque de color es indispensable, para poder garantizar la calidad del resultado final, puesto que gran parte del concepto de imagen cinematográfica implica un tratamiento visual que transmita mediante esta atmosferas que se creen nuevas emociones, y el poder del color en ese sentido es verdaderamente asombroso. 

Procesos asociados al etalonaje digital en la postproducción  

La producción de una obra audiovisual viene acompañada de unos elementos adicionales que se suman para dar como resultado un producto final con un acabado perfecto. 

El proceso de masterización 

Uno de los últimos procesos en cualquier producción es la masterización y preparación del material para crear versiones que sean disponibles para la distribución y exhibición de la misma.

A día de hoy, coexisten distintos y diversos formatos de distribución de las obras audiovisuales, desde la tradicional proyección en 35 mm hasta los formatos digitales para cines como el DCP, o aún los formatos para ser alquilados y adquiridos a través de Internet, en plataformas de streaming como la Netflix. 

Toda esta revolución en cuanto a la producción de las películas ha hecho que el trabajo de postproducción que se encuentre ligado a la masterización, compresión y entrega de las copias finales se haya convertido en una situación mucho más compleja que en los días de la copia tradicional a su salida del laboratorio. 

El sonido

En cuanto al sonido los procesos principales son el montaje de sonido, las mezclas, los efectos sala, la re-sincronización y la masterización. Todos ellos están obviamente íntimamente ligados al proceso de montaje y revierten finalmente en él antes de proceder a la realización de la copia final.

Software para realización de etalonaje digital 

En esta esfera del mundo digital, se han creado innumerables programas que vienen a complementar el proceso de etalonaje, facilitando cada día el estilo en la creación de esas nuevas atmosferas cinematográficas que crean mayor conexión entre las emociones de los espectadores. 

1. DaVinci Resolve 

Este programa es gratuito e incluye todas las características que recibirías del programa completo DaVinci Resolve. El problema es que los proyectos sólo pueden ser en resolución UHD o menos que eso. Además, sólo podrá procesar en una sola tarjeta  GPU y no hay soporte para 3D estereoscópico. 

2. Red Giant Colorista Free

Otra herramienta gratuita de software de corrección de color, es conocida entre la comunidad de cineastas,  es un gran programa que le ofrece corrección de color de 3 vías y una variedad de entradas diferentes. Utiliza programas adicionales como Adobe Premiere CC.

3. DaVinci Resolve Studio

Es el corrector de color más potente de la industria, ofrece una gran cantidad de actividades que puedes aprovechar. No sólo podrás lograr realizar etalonaje sino que también podrás editar, terminar y entregar completamente a través del programa. 

Para finalizar, la corrección de color es una actividad que por su singularidad en las emociones que consigue despertar en el espectador, mediante algo tan subjetivo como lo es el color, no debe dejar de estar presente. Y dentro del proceso de postproducción tiene una gran relevancia.    

4. Final Cut y Adobe Premiere 

Actualmente todos los programas de edición de vídeo tienen su espacio para trabajar el color de forma independiente. Hace unos años la suit de Final Cut tenía un programa exclusivamente dedicado a la corrección de color y etalonaje llamado COLOR, pero hoy ya lo incluye dentro de Final Cut al igual que Premiere.

Aquí vemos uno de los panales presentes en las nueveas ediciones de Final Cut.

corrección de color en final cut


Alonso Abellán

Licenciado en Publicidad y RRPP en la Universidad de Alicante. Realizador audiovisual por ocio y por profesión, desde el 2012 inmerso en el mundo del Marketing Online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *