Skip to main content

¿Qué es una productora audiovisual y cuáles son sus funciones?

operador de camara en una producción audiovisual

Cuando hablamos de producción audiovisual tenemos que pensar en todos los diferentes tipos de vídeo que hoy en día se consumen en Televisión, Cine o Internet.

Todos y cada una de estas piezas audiovisuales ha sido creada por un equipo de profesionales.

¿Qué es una productora audiovisual?

Las productoras audiovisuales son empresas especializadas en la creación y producción de contenido para diversos medios como televisión, cine, internet y radio. Desempeñan un papel crucial en la industria del entretenimiento y la comunicación, ofreciendo servicios que abarcan desde el desarrollo del concepto hasta la postproducción final.

El soporte de grabación también puede ser diferente según las necesidades del producto (films, video digital…) y del género (documental, ficción, publicitario).

Actualmente las productoras audiovisuales han ampliado su producción debido al incremento de soportes digitales, ampliando las limitaciones del cine o de la televisión.

  • Las productoras audiovisuales permiten que las ideas se transformen en historias visuales y sonoras que capturan la atención del público.
  • Sus funciones incluyen la escritura de guion, la planificación de la producción, la filmación, la edición y la gestión de los efectos visuales y de sonido, así como la distribución del contenido terminado.
  • Al trabajar con una productora audiovisual, las marcas pueden beneficiarse de su experiencia técnica y creativa para producir material de alta calidad que resuene con su audiencia objetivo.
  • Un aspecto importante de una productora es su habilidad para narrar historias de modo que generen un impacto emotivo, comunicando el mensaje de la marca de una manera que va más allá del simple anuncio publicitario.
  • Estas productoras cuentan con equipos de profesionales que poseen conocimientos específicos en distintas áreas, desde directores y productores hasta diseñadores de sonido y editores, todos colaborando para lograr una producción exitosa.

Las productoras audiovisuales no solo imparten una estética atractiva a los proyectos, sino que también implementan estrategias de marketing para asegurar que el contenido producido alcance sus metas de visibilidad y engagement.

Productor Audivisual

El productor audiovisual se encarga de facilitar todo lo necesario para que el proceso de grabación se lleve a cabo con los mejores recursos posibles tanto en el aspecto humano como en la parte creativa.

Dependiendo de presupuestos y embergadura del proyecto estos procesos pueden ser tratados por diferentes roles dentro de lo que se conoce un equipo de producción.

¿Qué hace una productora audiovisual y cuáles son sus funciones?

La función principal de estas productoras es transformar una idea o concepto en un producto audiovisual final que sea capaz de comunicar efectivamente el mensaje deseado al público objetivo.

Entre las funciones clave de una productora audiovisual, podemos destacar:

  • Desarrollo de Proyectos: Incluye la creación de guiones, storyboard y el diseño de la producción. Es donde se define la visión creativa y se establecen las bases narrativas del proyecto.
  • Preproducción: Etapa de planificación donde se organiza todo lo necesario antes de comenzar a filmar. Esto comprende el casting, localización de escenarios, diseño de producción y la planificación detallada del rodaje.
  • Producción: Fase de ejecución en la que se realiza la filmación o grabación del contenido audiovisual. Aquí se materializan las ideas previamente diseñadas, capturando las imágenes y sonido.
  • Postproducción: Período donde se edita el material grabado, se añaden efectos especiales, se realiza la corrección de color y se integran los elementos de sonido como música y efectos de audio, dando forma a la versión final del producto.
  • Distribución: Una vez finalizado el producto audiovisual, la productora se encarga de su distribución, que puede ser en salas de cine, televisión, plataformas digitales o cualquier otro medio adecuado para llegar a la audiencia meta.

Una productora audiovisual eficaz debe ser capaz de combinar la creatividad con la gestión técnica y administrativa para garantizar que se alcancen los objetivos del proyecto de manera exitosa, manteniendo la calidad a lo largo de todas estas etapas.

¿Necesitas un video para tu empresas?

¿Necesitas un video para tu empresas?

Te asesoramos para que tu empresa tenga el mejor video corporativo. Solo cuéntanos cuál es tu objetivo y te ofreceremos soluciones.

Más información

¿Qué roles existen en una producción audiovisual?

Cada producción es diferente por lo que existirán puestos que en unas producciones se cubran y en otras no debido a la envergadura o presupuesto de la misma. Estos puestos que os voy a comentar son los más comunes.

  • Productor General: Es el responsable de todo el equipo.
  • Productora Ejecutivo: El encargado de conseguir el capital de la producción
  • Productor: Es uno de los máximos responsable de que todo funcione correctamente, puede gestionar también los recursos económico. En una gran producción puede haber varios productores.
  • Coproductor: Cuando más de una productora se involucra en un proyecto, hay una figura que vela por los intereses de la productora y forma equipo con otros productores.
  • Productor Asociado: Muchas veces hay empresas que participan de la producción invirtiendo capital, esto se conoce como asociado y normalmente no tiene voz en el proceso creativo.
  • Jefe de producción: Es el responsable de que el equipo creativo (realizadores, vestuario, maquillaje…) tenga todo lo necesario para realizar su trabajo, incluido el set de rodaje.
  • Ayudantes de producción: Son los delegados del jefe de producción, solucionan problemas y facilitan los trámites para que todo esté en orden durante la grabación.
  • Auxiliares de producción: Son los delegados de los ayudantes de producción, forman parte del mismo equipo con el mismo objetivo.

La importancia del contenido audiovisual en la estrategía de marca

En la era digital actual, el contenido audiovisual ha adquirido una relevancia sin precedentes en la construcción y fortalecimiento de marcas. Las estrategias de marketing han evolucionado para integrar de manera significativa los recursos visuales y sonoros, dado que estos tienen la capacidad de captar la atención de una manera mucho más eficaz que los textos o imágenes estáticas.

El contenido audiovisual ofrece una serie de ventajas clave:

  • Engagement del consumidor: Los videos y otros formatos visuales interactúan con los sentidos de los usuarios de manera intensa, facilitando así una mayor conexión emocional.
  • Mayor comprensión del mensaje: Un mensaje transmitido a través del vídeo es asimilado de forma más rápida y efectiva por el cerebro humano.
  • Posicionamiento en motores de búsqueda: Los contenidos de calidad aumentan la permanencia de los usuarios en la página donde se alojan, lo que a su vez impacta positivamente en el SEO.
  • Difusión en redes sociales: Los videos son el tipo de contenido que más se comparte en plataformas sociales, lo cual amplifica el alcance de la marca.
  • Conversión y ventas: Los videos explicativos o demostrativos pueden influir en la decisión de compra, mostrando el uso y beneficios de un producto o servicio de forma clara y atrayente.

Por tanto, una productora audiovisual, especializada en la creación de este tipo de contenido, se convierte en un aliado trascendental para cualquier marca que desea potenciar su imagen, alcanzar a su público objetivo y aumentar su competitividad en el mercado. Con la experiencia y el equipamiento técnico necesario, las productoras pueden transformar la estrategia de marca de una empresa, llevándola al siguiente nivel a través de la creatividad, innovación y calidad en la producción audiovisual.

¿Cómo trabaja una productora audiovisual?

El trabajo de una productora se desarrollo en varios frentes. La parte técnica, la parte humana y sobre todo la organizacional.

Entre los procesos que desarrolla una productora tenemos:

  • Tipo de proyecto
  • Recursos técnicos, humanos y económicos necesarios
  • Localizaciones
  • A quién nos dirigimos
  • Cuándo se va a grabar
  • Qué permisos necesitamos
  • Distribución: ¿se presentará a festivales? ¿necesitamos un plan de medios para la difusión?

Las productoras audiovisuales son entidades especializadas en transformar conceptos abstractos en mensajes claros y atractivos para el público objetivo de una marca. Este proceso creativo involucra diversas etapas, cada una con su importancia particular en el resultado final.

Primero, se realiza una fase de preproducción, donde se define el guion y se planifican todos los aspectos técnicos y logísticos. En esta etapa, la productora escucha atentamente las necesidades y objetivos del cliente, para asegurarse de que la idea a desarrollar se alinee con la identidad y los valores de la marca.

En segundo lugar, durante la producción, se lleva a cabo la grabación de los contenidos audiovisuales. Aquí es donde la visión creativa se materializa gracias al trabajo de directores, técnicos, actores y todo el equipo involucrado. Se utilizan elementos visuales y auditivos para garantizar que el mensaje no solo sea claro, sino también emocionalmente resonante y estéticamente atractivo.

Posteriormente, en la etapa de posproducción, se realiza la edición de video, donde se ajustan detalles como el color, el sonido y se agregan efectos especiales si es necesario. Esta fase es crucial para pulir el producto y asegurar una narrativa fluida.

Finalmente, la distribución es clave para que el contenido llegue al público correcto. La productora puede asesorar o gestionar la estrategia de difusión en canales adecuados, amplificando así el impacto de la campaña audiovisual.

Estos pasos demuestran cómo las productoras audiovisuales son una pieza fundamental en la traducción de ideas en poderosas herramientas de comunicación y marketing para cualquier marca que busque destacarse y conectar con su audiencia.

El proceso creativo y técnico detrás de una producción audiovisual

En una productora audiovisual, el proceso creativo y técnico es fundamental para el desarrollo de contenidos que resonarán con el público y destacarán la marca cliente. Este proceso se puede desglosar en varias etapas críticas:

  • Preproducción: Aquí se realiza la planificación meticulosa de todo el proyecto. Incluye la elaboración del guion, la selección del cast, la elección de localizaciones, y la planificación del storyboard.
  • Producción: Esta etapa es donde la visión creativa toma vida. Se lleva a cabo la filmación o grabación del contenido, asegurándose de que todo el equipo técnico y humano funcione en perfecta sinergia. La calidad técnica es crucial; así que se emplean cámaras, iluminación y audio de alta calidad.
  • Postproducción: Después de filmar, se inicia el montaje de las escenas, la edición de video, la corrección de color y la animación si es necesaria. Es una fase critica donde se agrega la banda sonora, efectos especiales y cualquier gráfico que pueda realzar el impacto visual.
  • Distribución: El contenido finalizado es distribuido en los canales adecuados para alcanzar eficazmente al público objetivo, ya sea a través de televisión, internet o campañas publicitarias.

En cada paso, se fomenta un estrecho trabajo colaborativo entre los creativos y los técnicos, asegurando así que la narrativa visual sea cohesiva y la ejecución técnica impecable. Este enfoque integrado es el que permite que una productora audiovisual impulse marcas, creando contenidos que no solo sean atractivos sino también significativos y efectivos en la comunicación de un mensaje claro y poderoso.

Tipos de contenidos que puede generar una productora audiovisual

Una productora audiovisual puede ofrecer una variedad de contenidos que ayudan a impulsar la identidad y el mensaje de una marca. Estos contenidos abarcan desde lo tradicional hasta formatos más innovadores y vanguardistas. Entre los servicios más comunes, se encuentran:

  • Anuncios Publicitarios: Piezas cortas diseñadas para captar la atención del público y fomentar la compra de productos o servicios.
  • Videos Corporativos: Material enfocado en mostrar la cultura, valores y procesos internos de una compañía, lo que ayuda a fortalecer la confianza con stakeholders y clientes.
  • Contenidos para Redes Sociales: Adaptados al formato rápido y dinámico de plataformas como Instagram, Facebook y TikTok, son esenciales para mantener una presencia activa y atractiva en el ámbito digital.
  • Documentales: Producciones de mayor longitud que relatan historias con un enfoque educativo o de entretenimiento, aportando valor y profundidad a la marca.
  • Videos de Producto o Demostrativos: Esenciales para mostrar las características y el funcionamiento de los productos, facilitando la comprensión y promoviendo la decisión de compra.
  • Coberturas de Eventos: Captura profesional de eventos corporativos, galas, conferencias o lanzamientos de productos proporciona material de valor para distintos usos promocionales y de archivo.
  • Videos Educativos o de Capacitación: Permiten formar a empleados o clientes sobre temas específicos, ofreciendo un enfoque didáctico y directo.
  • Motion Graphics y Animaciones: Elementos animados que pueden explicar conceptos complejos de manera simple y visual, convirtiendo la información en algo más digestible y entretenido.
  • Realidad Virtual (VR) y Realidad Aumentada (AR): Tecnologías emergentes que ofrecen experiencias inmersivas y pueden ser utilizadas para demostraciones interactivas o tours virtuales.

Cada uno de estos formatos permite a las marcas comunicarse de manera efectiva con su público, adaptándose a las necesidades y preferencias del mismo. La elección del contenido idóneo dependerá de los objetivos estratégicos de la empresa y del mensaje que desee transmitir.

La importancia del la relación marketing y productora audiovisual

La unión de estrategias de marketing con la producción de contenido audiovisual se ha convertido en un dúo dinámico para impulsar marcas en el mercado actual. Esta sinergia aprovecha lo mejor de ambas esferas para crear mensajes poderosos y memorables que resuenan con la audiencia objetivo.

  • Complementariedad de habilidades: Las productoras aportan sus conocimientos técnicos y creativos en la realización audiovisual mientras que los expertos de marketing contribuyen con su entendimiento profundo del mercado y estrategias de difusión.
  • Coherencia en la comunicación: Al trabajar conjuntamente, se asegura que los videos reflejen los valores y mensajes clave de la marca, lo cual es esencial para una comunicación coherente y efectiva.
  • Contenido atractivo: El contenido audiovisual es uno de los más atractivos y compartidos en redes sociales, lo cual potencia el alcance y la visibilidad de la marca.
  • ROI Medible: Las campañas que incluyen contenido audiovisual suelen tener un retorno de inversión más alto y más fácilmente medible, gracias a las métricas que proporcionan las plataformas digitales.
  • Adaptación a múltiples plataformas: Las productoras audiovisuales pueden crear contenido que se adapte a diversos formatos y plataformas, maximizando así las posibilidades de interacción con el público.

La colaboración entre estas dos disciplinas permite no solo transmitir una historia o mensaje, sino también asegurar que este llegue al público adecuado de la manera más eficiente y convincente posible. En resumen, la sinergia entre marketing y productoras audiovisuales es esencial para cualquier estrategia de marca que busque destacar en el competitivo panorama actual.

Ejemplos de marcas transformadas por campañas audiovisuales exitosas

El impacto de una campaña audiovisual bien ejecutada puede ser transformador para una marca. Tanto en el aumento de notoriedad como en la conversión de ventas, el contenido de calidad se postula como una herramienta poderosa. A continuación, se presentan ejemplos emblemáticos de marcas que han experimentado un renacer o fortalecimiento gracias a campañas audiovisuales innovadoras.

  • Dove: Con su campaña «Real Beauty Sketches», Dove logró conmover al mundo mostrando la discrepancia entre cómo se perciben las mujeres a sí mismas y cómo las ven los demás. La autenticidad del mensaje y la resonancia emocional trajo un aumento significativo en la percepción positiva de la marca.
  • Nike: A través de la campaña «Just Do It», Nike se reafirmó como una marca no solo de artículos deportivos sino como un símbolo de la superación personal. Con constantes colaboraciones con atletas reconocidos y narrativas inspiradoras, Nike ha sabido llevar su mensaje a audiencias globales y diversificadas.
  • Old Spice: Revolucionando el marketing para productos de higiene masculina, Old Spice se actualizó con su campaña protagonizada por Isaiah Mustafa. La combinación de humor, sorpresa y consistencia mediática transformó la percepción anticuada de la marca en una imagen fresca y atractiva.
  • Red Bull: Red Bull ha llevado las campañas audiovisuales a otro nivel enfocándose en contenido extremo y de aventura. Su proyecto «Stratos», donde Felix Baumgartner saltó desde la estratósfera, no solo rompió récords de altitud, sino que además catapultó la asociación de la marca con la superación y la aventura.

Estos casos de éxito demuestran que invertir en producción audiovisual de calidad puede ser un pivote fundamental en la trayectoria de una marca. La asociación correcta de valores, la autenticidad y la ejecución técnica son esenciales para asegurar que el mensaje no sólo llegue, sino que además perdure y transforme.

¿Cómo elegir una productora audiovisual?

La elección de una productora audiovisual no es tarea sencilla y requiere evaluar diversos factores para asegurar que el resultado final impulse efectivamente tu marca. Aquí se presentan varios puntos clave a considerar en este proceso de selección.

  • Experiencia en el sector: Es fundamental que la productora tenga experiencia comprobable en proyectos similares al tuyo o que conozca profundamente el sector de tu marca para que la comunicación audiovisual sea coherente y atractiva para tu público objetivo.
  • Cartera de trabajos anteriores: Analizar el portafolio de la productora te permitirá entender su estilo, calidad de trabajo y la variedad de proyectos en los que ha participado. Esto te ayudará a decidir si se alinea con la imagen que deseas proyectar.
  • Recursos técnicos y humanos: La productora debe contar con los equipos adecuados y un equipo humano talentoso y profesional que pueda sacar adelante tu proyecto con eficacia.
  • Comprensión de tu visión y objetivos: La productora adecuada deberá mostrar interés por comprender profundamente lo que tu marca representa y los objetivos de comunicación que persigues con el proyecto audiovisual.
  • Referencias y testimonios: Buscar referencias o leer testimonios de clientes anteriores puede ofrecerte una perspectiva de cómo es trabajar con esa productora y el nivel de satisfacción que han tenido otros con sus servicios.
  • Presupuesto y retorno de inversión: La productora debe poder trabajar dentro del presupuesto que tienes disponible, presentando propuestas creativas que optimicen recursos sin comprometer la calidad. Asimismo, es importante considerar el retorno de inversión que puede generar el contenido producido.
  • Compromiso con plazos: Una productora responsable y profesional debe garantizar el cumplimiento de los plazos acordados para no retrasar el lanzamiento y las estrategias de marketing de tu marca.

Seleccionar la productora adecuada implicará una inversión de tiempo y análisis, pero es un paso crucial para asegurarse de que el contenido audiovisual aporte valor y potencie la presencia de tu marca en el mercado.

Inversión y ROI: ¿Qué esperar al contratar una productora audiovisual?

Al invertir en una productora audiovisual, las marcas deben considerar tanto el costo inicial como el retorno de la inversión (ROI) que puede generar esta acción. Contratar una productora implica una inversión significativa, pero con los resultados adecuados, puede potenciar enormemente la visibilidad y el impacto de la marca.

Las expectativas de ROI dependerán de varios factores:

  • Calidad del contenido: Los vídeos de alta calidad producidos por una productora profesional pueden atraer más público y generar un impacto positivo en la percepción de la marca.
  • Estrategia de distribución: La manera en que se distribuye el contenido es crucial. Las productoras a menudo proporcionan asesoramiento sobre las mejores plataformas y técnicas para maximizar la exposición.
  • Objetivos de la campaña: El ROI debe medirse en función de los objetivos específicos establecidos, ya sean ventas directas, aumento del reconocimiento de marca o mejora del engagement en redes sociales.
  • Integración con el marketing global: Los contenidos audiovisuales deben formar parte de una estrategia de marketing más amplia, y su efectividad se potencia cuando se integran con otros esfuerzos de marketing.

Es importante recordar que el ROI no siempre es inmediato. La creación de contenido audiovisual puede considerarse una inversión a largo plazo, que construye la imagen de marca y la relación con los consumidores con el tiempo. Además, los beneficios intangibles, como el aumento del reconocimiento de marca o la fidelización de clientes, aunque difíciles de cuantificar, son valiosos resultados de una colaboración con una productora audiovisual.


Alonso Abellán

Licenciado en Publicidad y RRPP en la Universidad de Alicante. Realizador audiovisual por ocio y por profesión, desde el 2012 inmerso en el mundo del Marketing Online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *