Tipos de Narradores en el relato (cine y literatura)

tipos de narradores

Tanto en la literatura como en una producción cinematográfica, el narrador es, en pocas palabras, quien se encarga de contar la historia, sin embargo, cabe destacar que existen varios tipos de narradores y es el escritor quien decide, de acuerdo a la naturaleza de la propia obra y sus objetivos, cuál de ellos usar. 

A través de la figura del narrador podemos conocer y entender toda la obra, es decir, la trama central, los personajes, así como el ambiente en el que se desarrollan los hechos, por lo tanto, es una figura importante en todo guion o relato, de ahí que es necesario conocer qué tipos existen. 

Tipos de narradores más comunes en el cine y la literatura

Si quieres escribir un libro o hacer un guion para una película, debes conocer previamente cuales son los tipos de narradores para que sepas cuál de ellos es el más apropiado de acuerdo a lo que deseas escribir, por eso, a continuación te mostraremos cuáles son los más comunes y algunos ejemplos de ellos tanto en la literatura como en el cine:

Narrador en primera persona o protagonista

En este caso, el protagonista o personaje principal es quien cuenta la historia, por lo tanto, conocemos todo lo que ocurre a través de su voz y de su perspectiva.

Debido a que el escritor se centra en el protagonista, es muy subjetivo, lo que implica que vemos la realidad como el personaje principal la percibe e incluso conocemos de primera mano sus sentimientos y pensamientos, dejando de lado a los del resto de personajes a quienes conocemos poco. 

Cuando una historia es grabada o narrada en primera persona, los datos son mucho más precisos, detallados y confiables porque se supone que provienen de alguien muy cercano a los hechos. De esta manera, es mucho más fácil que el lector o quién visualiza la película quede inmerso en ella. 

Tipos de narrador en primera persona

Dentro del narrador en primera persona podemos diferenciar 4 tipos.

Narrador Testigo

Con el mismo nombre ya nos podemos hacer una idea de a qué nos referimos. El narrador ha sido testigo o es testigo de los hechos que acontecen y los narra como testigo.

Narrador Protagonista

Es el mismo protagonista quien nos relata lo sucedido. Este tipo de narración es más cercana y nos hace llegar desde una porma más personal y descriptiva sus emociones y viviencia.

Narrador en flujo de pensamientos

Es el encargado de describir de forma literar los pensamientos del protagonsita. Este tipo de narrador no es muy utilizado.

Seguramente a medida que os vais imaginando el tipo de narrador en el relato, ya sea cine o literatura, encontraréis algunos ejemplos.

Ejemplos de Narración en Primera Persona

Algunos buenos ejemplos del narrador en primera persona son Forrest Gump (Robert Zemeckis), Ratatouille (Brad Bird) en cine, El largo adiós (Raymond Chandler) y Estrella distante (Roberto Bolaño) en literatura.

En algunos relatos se pueden combinar varios narradores. 

Narrador en segunda persona

Básicamente, el narrador en segunda persona se dirige a un “tú”, que es el papel que debe adoptar el lector o espectador. La intención es que quien sigue la historia sienta que es quien realiza las acciones narradas en la trama y se meta en la piel del protagonista. 

El escritor o guionista describe la historia dirigiéndose específicamente a una persona, por lo que, si no se emplea de la manera correcta, puede terminar siendo agotador para el lector. Por esto, la narración en segunda persona no es uno de los métodos de escritura más usado ya que, además, se trata de un modo mucho más técnico y complejo de aplicar. 

Todo lo que debes saber sobre el guión literario

Tipos de Narrador en Segunda Persona

Homodiegético

Este tipo de narrador cuenta la historia desde el punto de vista del protagonista, coprotagonista o un testigo de la misma historia. Normalmente su relato se limita a contar lo que sabe, sin describir ni contar los pensamientos de otros personajes ni sucesos.

Heterodiegético

Este tipo de narrador esta fuera del relato y es el que nos guía desde un punto de vista externo, tiene más información que los propios personajes. Es un narrador omnisciente (lo veremos a continuación) pero utilizando la segunda persona.

Ejemplos de Narrador en Segunda Persona

Aunque existen pocos ejemplos de uso de este tipo de narrador, destacamos la novela autobiográfica Diario de invierno (Paul Auster) y la obra Aura (Carlos Fuentes). 

Narrador Omnisciente (tercera persona)

Los narradores en tercera persona participan muy poco o nada durante toda la historia, es decir, no se trata de uno de los personajes de la misma. Dentro de este tipo de narrador se encuentran dos subdivisiones: el narrador omnisciente y el equisciente.

El narrador omnisciente está al tanto de toda la historia que se narra e incluso conoce cada uno de los personajes, de ahí que mediante sus palabras podemos comprenderlos; conoce todo lo que ocurre e incluso puede adelantarse a lo que pasará más adelante. En resumen, es el narrador que todo lo sabe. 

Narrador Equisciente

Por su parte, el narrador equisciente también es externo a la historia, pero, a diferencia del omnisciente, se centra en un solo personaje, proporcionando al guion o producción cinematográfica detalles concretos y frecuentes sobre dicho participante. 

Son ejemplos del uso de narrador en tercera persona El Quijote (Miguel de Cervantes) y Juego de tronos (George R.R. Martin). 

Narrador deficiente

Este tipo de narrador crea sus puntos de vista de acuerdo a lo que oye o ve en el transcurso de toda la historia porque no tiene ningún tipo de acceso a la información de manera directa. Suele ser un personaje más dentro de la obra y su relato se limita a lo que percibe, sin tener la capacidad de saber lo que están pensando o lo que le está pasando, al resto de personajes. 

Este tipo lo encontramos especialmente en la narración periodística, siendo muy poco frecuente en el cine, aunque para su empleo, suelen incluirse voces en off en ciertas partes de la trama. 

Narrador testigo

El narrador testigo cuenta los hechos en primera o tercera persona, y se trata de un personaje de la obra que ha presenciado los acontecimientos, por lo que tiene la facultad para narrarlos. Muchas veces, se emplea esta figura para describir de una forma más fácil y eficaz la personalidad del protagonista, así como detalles que complementan de manera directa todo el trayecto de la historia.

Dentro de la tipología de narrador testigo, encontramos tres subtipos: el impersonal, que narra la historia en tiempo presente como si no perteneciera a ella, tal como hace una cámara de cine; el presencial, que forma parte de los hechos y puede contarlos tanto en presente como en pasado; y el informante quien plasma los hechos en un documento, también en presente o pasado. 

En Funes el memorioso (José Luis Borges), El capitán Alatriste (Arturo Pérez Reverte) y El nombre de la Rosa (Umberto Eco), está presente un narrador testigo. 

Estos son los tipos de narradores que más frecuentemente se emplean en la literatura y en el cine, comprenderlos te ayudará a usar el más idóneo para tu obra, pero también te ayudará a entender mejor lo que lees o ves en la gran pantalla. 


Alonso Abellán

Licenciado en Publicidad y RRPP en la Universidad de Alicante. Realizador audiovisual por ocio y por profesión, desde el 2012 inmerso en el mundo del Marketing Online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *