¿Qué es la identidad corporativa?

La identidad corporativa es la principal representación de una empresa, es decir, la imagen tanto visual como de valores intangibles que representa cualquier empresa en la mente de los consumidores.

Hablamos de un pilar fundamental en el marketing empresarial, ya que no abarca solamente el logotipo que una empresa pueda tener. 

La identidad corporativa se puede confundir muchas veces con la imagen corporativa. Pero, ¡no te equivoques! No son lo mismo. Aquí te explicamos lo que significa la identidad corporativa en marketing, una de las claves para que una marca sea exitosa.

La identidad corporativa la controlamos y la trabajamos desde la empresa, la imagen corporativa representa la percepción de nuestra identidad en el público, no se controla.

Un ejemplo lo podemos poner con el caso que hace unos años salpicó a la marca Costa Cruceros con el hundimiento de uno de sus marcos por una negligencia del capitán. La reputación de esta empresa fue dañada por el incidente y la percepción de su público respecto a ella fue de desconfianza, está desconfianza generó perdidas en los meses posteriores.

Cuando hablamos de identidad corporativa nos referimos a los valores que queremos transmitir como organización y a los sentimientos que produce la empresa en el consumidor mediante distintos fundamentos. En definitiva, es la suma de todas las piezas que forman una empresa, que hacen que el consumidor perciba la organización de una manera u otra.

Valores tangibles e intangibles de una empresa

Los distintos elementos que concuerdan para crear la identidad corporativa de una empresa pueden ser tangibles o intangibles.

Los valores tangibles de una empresa son cuantificables hablamos de mobiliario, sede, terrenos, capital, puntos de venta, producto…

Estos son los principales elementos tangibles que forman la identidad corporativa de una empresa. Sin embargo, los elementos intangibles son también igual de necesarios para crear la identidad corporativa.

Los valores intangibles se refieren a aspectos no cuantificables pero que influyen en la percepción y por lo tanto en la identidad de nuestra empresa.

Hace unos años Mercadona era conocida por el buen trato que se le daba a sus trabajadoras embarazadas, una percepción que con el paso del tiempo ha cambiado.

El logotipo, la publicidad que utiliza la empresa, los colores representativos de la empresa, la organización con sus trabajadores, proveedores, accionistas, clientes, etc…

Hoy en día es muy importante para las empresas crear una imagen corporativa favorable y positiva para atraer a los consumidores, ya que el mercado está saturado y es necesario para las organizaciones saber diferenciarse de la competencia.

Cada vez más empresas apuestan por ser organizaciones donde la responsabilidad social es muy importante. Este factor resulta muy atractivo para los consumidores de hoy en día y crea una gran parte de la identidad corporativa de diversas empresas.

Es primordial también que la marca sea coherente en la creación de su identidad corporativa. Una identidad corporativa fuerte es la que lanzará a la marca al éxito. Pero para ello todos los elementos que la componen deben de estar sincronizados entre ellos y deben de ser extremadamente coherentes, para que la imagen que la empresa lance al consumidor sea más poderosa y más atractiva.

[yasr_visitor_votes size=”medium”]


Alonso Abellán

Licenciado en Publicidad y RRPP en la Universidad de Alicante. Realizador audiovisual por ocio y por profesión, desde el 2012 inmerso en el mundo del Marketing Online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *